Pruebas médicas

Hemocultivo

Pruebas médicas

¿Qué es un hemocultivo o cultivo de sangre?

El hemocultivo, o cultivo de sangre, es una prueba de laboratorio quese realiza para detectar la presencia de microorganismos, fundamentalmente bacterias y hongos, en una muestra de sangre

¿Para qué se utiliza?

El hemocultivo se realiza ante la sospecha de que la sintomatología del paciente obedece a la existencia de un proceso infeccioso en curso o la necesidad de identificar el microorganismo que lo causa para instaurar el tratamiento farmacológico más efectivo. Hay que tener en cuenta, que las bacterias y los hongos presentan una mayor o menor sensibilidad a los diferentes antibióticos o antifúngicos disponibles, en función de la especie de que se trate. En algunos casos, estos microorganismos son resistentes a medicamentos concretos. 

A la presencia de bacterias en la sangre se le denomina bacteriemia, y a la de hongos fungemia. Las manifestaciones clínicas de estas infecciones pueden ser muy variadas y en ocasiones incluso producir otras patologías, más allá de los síntomas comunes a muchas enfermedades infecciosas (fiebre, fatiga, malestar general, tos, etc.). El hemocultivo permite confirmar que la causa de una determinada enfermedad es una infección originada por un microorganismo concreto.

¿Cómo se realiza el hemocultivo?

Para realizar el hemocultivo es preciso extraer una muestra de sangre del paciente. Dado que en este caso se trata de cultivar la muestra de sangre para determinar si se produce proliferación de microorganismos infecciosos, es de suma importancia evitar que la muestra de sangre obtenida para el cultivo se contamine, pues ello podría falsear los resultados del cultivo.

La muestra de sangre se envía al laboratorio y se coloca en unos recipientes cilíndricos (placas Petri) junto a sustancias que favorecen la proliferación de los microorganismos que pudieran estar presentes en ella. Posteriormente este recepiente se coloca en una nevera o estufa en la que permanece en condiciones de humedad y temperatura constantes y se espera el tiempo necesario para que los microorganismos se reproduzcan (crezcan) y pueda confirmarse su presencia y, por tanto, la existencia de una infección en el paciente del que procede la muestra de sangre.

En algunos casos, las bacterias también pueden ser identificadas mediante técnicas de tinción de la muestra de sangre con colorantes específicos que permiten su detección a través del microscopio. La más utilizada es la denominada tinción de Gram.

Otras consideraciones

La extracción de la muestra de sangre para el hemocultivo se realiza del mismo modo que un análisis de sangre normal, es decir, mediante la realización de una punción de la vena.

Resultados del hemocultivo

Un resultado normal del hemocultivo (negativo) implica que no ha habido proliferación de ningún microorganismo en la muestra de sangre, y que por tanto no hay infección. Un resultado anormal (positivo) indicaría lo contrario, es decir, crecimiento de una bacteria o de un hongo y, como consecuencia, la existencia de una infección.

No obstante, se pueden producir resultados falsos positivos,  a causa del crecimiento de bacterias u hongos que no proceden del organismo del paciente, sino de de la contaminación de la muestra en algún momento del proceso de su obtención o cultivo.

organismo vivo microscópico.

Ver

Microorganismos que se reproducen por división celular. Pueden tener forma de esfera, de bastón o de espiral, y se pueden encontrar en prácticamente cualquier entorno. Determinados tipos de bacterias pueden causar enfermedades graves a los humanos y otras, en cambio, son beneficiosas.

Ver

Seres vivos unicelulares o pluricelulares que forman un cuerpo filamentoso muy ramificado

Ver


Compartir