Pruebas médicas

Colecistografía oral

Pruebas médicas

¿Qué es?

La vesícula es un órgano hueco que se sitúa junto al hígado y que almacena la bilis, que se libera tras la ingestión de comidas grasas. La prueba obtiene imágenes de la vesícula antes de liberar la bilis mediante un fluoroscopio que consigue imágenes inmediatas en una pantalla parecida a la de televisión y, posteriormente, se realizan radiografías en diferentes posiciones.

¿Para qué se utiliza?

Se emplea para diagnosticar enfermedades hepáticas y biliares, como los cálculos o piedras, aunque, hoy en día, se prefiere la ecografía para este fin.

¿Cómo se realiza?

La prueba requiere preparación. El día antes deberá hacer una comida alta en grasa y una cena pobre en grasa (según indicaciones del radiólogo). Dos horas después de cenar, debe ingerir seis cápsulas de contraste a intervalos de cinco minutos una cada vez y no tiene que beber ni comer hasta la prueba. Una vez en el Departamento de Radiología, el técnico le pedirá que se desvista y se quite los objetos metálicos y le acomodará en la cama de rayos. El radiólogo podrá ver su vesícula en directo por fluoroscopia.

Posteriormente, se le administrará una bebida grasa y la vesícula se contraerá y expulsará bilis, de modo que se podrán realizar placas a intervalos regulares.

La prueba puede parecerle complicada, pero no es molesta y el técnico le orientará durante todo el proceso.


Compartir