Análisis de semen

¿Qué es?

El semen es un líquido blanquecino, viscoso, que contiene los espermatozoides y diferentes sustancias líquidas. Los espermatozoides son las células reproductoras masculinas, capaces de fecundar los óvulos (células reproductoras femeninas) y dar lugar así a una nueva vida.

El semen es expulsado a través del pene en el momento de la eyaculación.

El análisis de semen, también llamado seminograma o espermiograma, es el estudio mediante el que se determina tanto la cantidad como la calidad del semen de un varón.

En el análisis cuantitativo se determina tanto la cantidad de semen eyaculado como su concentración, es decir, el número de espermatozoides por mililitro de la muestra analizada.

En el análisis cualitativo se estudian características del semen como su viscosidad, color y grado de acidez (pH), y características propias de los espermatozoides, como su morfología (forma), movilidad (capacidad de movimiento) y vitalidad (fortaleza).

¿Para qué se utiliza?

El análisis de semen es el principal recurso a la hora de evaluar la fertilidad de un varón y es de gran ayuda al establecer si un problema en la cantidad y/o calidad de los espermatozoides del semen pueden ser la causa de infertilidad en una pareja. Se ha de tener en cuenta que en alrededor de la mitad de las parejas que no consiguen concebir hijos hay un problema de infertilidad masculina.

Tras la práctica de una vasectomía (técnica anticonceptiva aplicada al varón), el análisis permite constatar que no hay espermatozoides en el semen y, por tanto, que el procedimiento se ha realizado con éxito. Se utiliza también para diagnosticar el síndrome de Klinefelter, una de cuyas características es la falta de espermatozoides.

¿Cómo se realiza el análisis?

Como en todo análisis de material biológico, el primer requisito es la obtención de la persona cuyo material se va a analizar de una muestra de éste, en este caso una muestra de semen.

A continuación, le ofrecemos las instrucciones para una correcta recogida de la muestra:

  • La recogida se ha de realizar en un recipiente estéril de boca ancha y con tapón de cierre hermético, idéntico al que se utiliza para la recogida de orina.
  • La muestra se ha de obtener, bien en el domicilio del paciente, bien en el centro sanitario donde se haya de entregar la muestra, habitualmente mediante masturbación. No es válida una muestra obtenida mediante coito en un preservativo no estéril. Si la persona no es capaz de obtener la muestra mediante masturbación, deberá informar de ello al médico que le haya indicado el análisis.
  • Se ha de recoger todo el semen eyaculado. Si por la razón que sea no se ha recogido el semen eyaculado en su totalidad, se habrá de informar de ello al laboratorio donde se realizará el análisis, indicando tanto la cantidad perdida como la fracción (inicial o final) del eyaculado que no se ha recogido.
  • Una vez recogida la muestra, se ha de tapar herméticamente el recipiente y se ha de llevar al centro sanitario correspondiente antes de una hora desde que se produjo la eyaculación.
  • Durante el transporte hasta el centro en el que se ha de entregar se ha de proteger la muestra del frío o calor intensos. Se recomienda mantenerla, en la medida de lo posible, pegada al cuerpo para que se mantenga más o menos a la temperatura de éste.
  • Si la persona a la que pertenece la muestra ha estado tomando alguna medicación, como antibióticos o antiinflamatorios, en los días previos a la obtención de la muestra, o ha sufrido alguna enfermedad (especialmente si se ha acompañado de fiebre) en los dos meses anteriores, debe comunicárselo al médico que haya solicitado el análisis.

Preparación para el análisis

  • Para que la muestra de semen sea adecuada, la persona a la que pertenece ha de evitar cualquier actividad sexual que implique eyaculación en los 2 a 7 (lo normal son 4) días previos a la obtención de la muestra.
  • Se recomienda al donante de la muestra que mantenga una adecuada higiene de manos y genitales para evitar una contaminación de aquélla.
  • Durante las ocho horas inmediatamente anteriores a la obtención de la muestra no se han de aplicar pomadas en el pene.

Riesgos y contraindicaciones

Para algunas personas la obtención de una muestra de semen mediante masturbación puede resultar psicológicamente incómoda, pero en ningún caso entraña riesgos ni presenta contraindicaciones desde el punto de vista médico.