Noticias

Una proteína puede aclarar el mecanismo de producción del eccema

11/01/2013

Nuevos estudios científicos han mostrado que el eccema puede estar desencadenado por la presencia de una proteína, que regula algunas funciones genéticas, llamada Ctip2, que es inadecuada. Esta proteína controla la formación de lípidos en la piel, que son las grasas que proporcionan nutrición e hidratación a la piel.

La presencia de una Ctip2 normal suprime una proteína llamada TSLP, que es producida por las células de la piel y que puede desencadenar la inflamación. De este modo, una piel normal con una Ctip2 normal no muestra presencia de TSLP inflamatoria, mientras que la piel con eccema, al tener una Ctip2 anormal, permite unos niveles de TSLP altos.

Por lo tanto, la presencia de esta proteína Ctip2 anormal puede producir el eccema por dos mecanismos: mediante la falta de formación de lípidos en la piel y mediante la elevación de la proteína inflamatoria TSLP.

De momento, los estudios realizados se han llevado a cabo en ratones modificados genéticamente para que no produzcan Ctip2, pero este descubrimiento puede ser fundamental para el estudio del eccema en los humanos.

Son sustancias constitutivas de las células y de las materias vegetales y animales.

Ver

Son un conjunto de moléculas orgánicas, compuestas principalmente por carbono e hidrógeno. Cumplen funciones diversas en los organismos vivientes, entre ellas la de reserva energética (triglicéridos).

Ver

Respuesta de los tejidos corporales a una agresión o herida, caracterizada por calor, dolor, rubor y tumefacción. Su gravedad, sus características especiales y su duración dependen de la causa, de la zona afectada y del estado de salud del individuo.

Ver

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Compartir